La cabecera de este blog es un homenaje a todas las maestras "MARIGORRINGO", mariquita en euskera, que llevan de excursión a los niños de su clase bajo la atenta mirada de la directora del centro, pero las pobres no se dan cuenta de que fulanito se les ha escapado a coger la lagartija que habían visto en el camino. ¿A quién no le ha pasado esto alguna vez? Que levante la mano.

Amigos con los que comparto

6 nov. 2012

Cuentos clásicos RINCÓN CASTELLANO

Nunca hemos sido ajenos a pensar que las moralejas de los cuentos y su significado más profundo estaba ahí, pero por otro lado debo darles la razón a los que abogan por que los cuentos son un escape moral, una forma de comprender realidades y situaciones, una forma de expresar nuestros sentimientos más escondidos y una forma de aprender al tiempo que divertir. Los cuentos más clásicos son los preferidos por los niños, que piden, una y otra vez, que se los cuentes para aliviar sus malestares y miedos, y repartir al mundo en bueno y malo, en correcto e incorrecto, en sueño y realidad.

Además de todo lo dicho es la forma de cultura más ancestral, más primitiva, la de transmisión oral animada por gestos, tonos de voz y ambiente adecuado.

Donde esté un cuento bien contado, que se quite lo demás.

Os dejo una página en donde encontraremos los cuentos de Perrault, Andersen, Grimm, Samaniego, Pardo Bazán, Bécquer, Larra o el Duque de Rivas. Más clásicos imposible!!!!




Pincha en la imagen.

14 comentarios :

Joel Artigas dijo...

Me encantan los cuentos!!! Andersen me fascina. Gracias por el enlace, es super interesante. Me lo quedo! Besitos de cuento.

Blanca dijo...

Evidentemente, estos son para leerlos y adaptarlos, pero son las versiones originales, que no tienen nada que ver con lo que se cuenta por ahí. A mí me encantan los de Calleja. Tengo un libro de mi madre cuando era pequeña y me entusiasma. Un besito de verdad, o de película en vez de cuento, lo que prefieras.

Ana dijo...

¡Con lo que nos gustan a mi y a mis alumnos los cuentos, el enlace nos va a venir genial! Besitos.

Carme dijo...

Un enlace que me transporta a mi niñez.
Son los cuentos que cada semana, los sábados, me compraba en el quiosco del barrio para leer luego en casa.
Me encantaban porque los ilustraba con calidez Ferrándiz y traían un pequeño objeto con el cuál jugaba con mi hermana.
Ahora los sigo contando a los pequeños de casa!
Musus

ROCIO. dijo...

Blanca muy interesante, los cuentos me traen muy buenos recuerdos.Gracias.
Besitos.

Ana Mary dijo...

Completamente de acuerdo Blanca. Llevo ya unos cuantos años de experiencia docente y otros tantos como madre(hoy precisamente 16)y doy testimonio que un cuento clásico bien contado es una gran enseñanza para la vida. Abrazos desde Cometa Azul.

Blanca dijo...

Pero cuidado, Ana, que estos son clásicos de verdad!!! un besito.

Blanca dijo...

Esos recuerdos de la niñez son imborrables, verdad? los vemos cerrando los ojos y nos transportan a un tiempo de disfrute, sin responsabilidades, nada más que crecer y aprender. Yo tuve una infancia muy feliz, se nota, a que sí? un besote, Carme, y sigue contando cuentos que ayudan a comprender la vida.

Blanca dijo...

Rocío, yo creo a todos nos recuerdan a aquellas personas que nos los contaban con tanto cariño y tanto misterio. Un besito.

Blanca dijo...

Tu lo dices, Ana Mary, una gran enseñanza!!! a mí me encanta contar cuentos, y cuando le pones voces, entonaciones, misterio, suspense... los chavales se quedan boquiabiertos, aunque sean en un idioma que no dominen mucho (como me pasa a mí con el euskera). Un besazo.

Sandra Luz dijo...

Qué interesante este recurso Blanca.Soy una apasionada de los cuentos clásicos, me encanta trabajar con los niños comparando las dsitintas versiones.Claro que no me atrevería a mostrarles algunas versiones originales, ya que la mayoría son muy cruentas.Por ejemplo en la versión de Cenicienta de los hermanos Grimm se menciona la auto-mutilación de las hermanastras,cuando se cortan el dedo y el talón para poder calzarse el zapatito de cristal.

Besitos!

Blanca dijo...

Estoy de acuerdo, Sandra, son más crueles, pero no tanto como la realidad de ciertas culturas que viven cerca de nosotros. La escuela a veces peca de paternalista y de edulcorar la realidad para que los niños no se traumaticen, pero, la mayoría de las veces, el trauma y el problema está en su existencia habitual y diaria. Darles la oportunidad de expresar sus vivencias y de comprobar que no son únicos es algo que no se puede despreciar, y el cuento es un medio más que válido para dialogar con ellos sobre lo cotidiano, no te parece? un besito y perdona por la perorata.

Sandra Luz dijo...

Me encantó tu perorata!!! También considero que el cuento , entre otras cosas, constituye para los niños un instrumento valiosísimo para el conocimiento y dominio de la realidad.

Besitos!

Blanca dijo...

Estupendo, Sandra, estamos totalmente de acuerdo. Un besote super grande.

Publicar un comentario en la entrada

Cuando dejas tu opinión me ayudas a mejorar el blog.
Muchas gracias por hacerlo.

Puede interesarte...
ir arriba