La cabecera de este blog es un homenaje a todas las maestras "MARIGORRINGO", mariquita en euskera, que llevan de excursión a los niños de su clase bajo la atenta mirada de la directora del centro, pero las pobres no se dan cuenta de que fulanito se les ha escapado a coger la lagartija que habían visto en el camino. ¿A quién no le ha pasado esto alguna vez? Que levante la mano.

Amigos con los que comparto

18 jul. 2015

SEMANA DE LA FAMILIA 4. Quitamos el chupete


Este invento magistral o infernal, según opiniones, es un calmante sustitutivo del pecho materno que sirve para controlar la angustia. La necesidad de succionar es un reflejo prenatal para la supervivencia (recordad que en la tripita de mamá ya se chupan el dedo). Esta necesidad es muy fuerte en los primeros meses del peque.

El chupete ejerce estas funciones tranquilizadoras hasta después de la lactancia y se convierte en un objeto habitual en la vida de los chiquis. De todas formas se recomienda que a partir de los 7 meses el chupete sólo se deje para dormir.

Una pequeña recomendación: para que no se haga dura "la eliminación" del chupete evitar tenerlo a todas horas presente, que no sea visible. Sacarlo sólo cuando sea estrictamente necesario (dormir, cansancio, nerviosismo...). Cuidado con dejárselo como método antilloro, suele crear más problemas que beneficios. Hay muchos peques que llevan todo el día el chupete colgando.

Si el peque escupe el chupete y prefiere el dedo... que os pillen confesados.

Bueno, como todo en esta vida... llega un día en el que debemos decir adiós a este trocito de goma que tan buenos momentos nos ha dado.

¿CUÁNDO QUITAR EL CHUPETE?

Es recomendable hacerlo sobre los 2 años, pero hay peques que lo rechazan antes o insisten en tenerlo más tiempo. De todas formas 2 años es una buena edad para hacerlo.

Hay veces que para evitar malformaciones en la mandíbula (este fue mi caso), hay que quitárselo antes (menudo drama, de la noche a la mañana fuera chupete).

También nos vendrá bien quitárselo para que la lengua se mueva de forma más libre y aprenda correctamente la emisión de los fonemas del idioma.

¿CÓMO QUITAR EL CHUPETE?

Convencer al chiqui para quitarle el chupete no va a ser fácil. Todos los padres-madres tenemos trucos más o menos personales para hacerlo, os dejo unos cuantos, a ver si hay suerte.

MÉTODO 1: poco a poco

. Dejamos que se duerma con él, pero en cuanto caiga fritito-a... fuera chupete. Así día tras día. Con esto iremos reduciendo el tiempo de dependencia.
. No encontramos el chupete por casa. Se ha perdido y el peque nos ayuda a buscarlo. Ni que decir tiene que no lo vamos a encontrar.
. Dárselo un día sí, otro no. Cuesta un poco, pero al final suele dejarlo sin ayuda.
. Aprovechar que tiene alguna enfermedad en la boca.
. El día de su 2º cumpleaños es ideal para hacerse muy mayor y regalar el chupete a niños-as más pequeños-as.
. Decirle que no le entendemos con el chupete en la boca y que para hablar debe quitárselo.

MÉTODO 2: ladrones de chupetes

. El Hada de los chupetes, Olentzero (en el País Vasco), Los Reyes Magos (en estos casos la colaboración con la guarde o escuela es inestimable), El conejo comechupetes... cualquiera que sea capaz de encandilar al peque y al que le tenga un cierto respeto. Estos personajes son ladrones de chupetes que hacen el bien a toda la humanidad reciclando la goma requechupeteada.

MÉTODO 3: chupetes "rarificados"

. Meter el chupete en zumo de limón.
. Pinchar el chupete y que pierda su forma.
. Coser hilitos y dejarlo hecho una pena.
  




MÉTODO 4: cuento sobre cuento es cuento

Aquí dejo una relación de unos cuentos entre los cientos y cientos que hay para conseguir que deje el chupete.







Este se puede descargar en pdf para imprimirlo.







LO HEMOS CONSEGUIDO

Además de las oportunas felicitaciones (comedidas, sin tener que contárselo a toda la humanidad, pues con ello le damos una importancia que antes no tenía), podemos darle un regalito en forma de diploma, como estos:



Pincha en las imágenes para guardarlas.

PROBLEMAS A LA VISTA. NO QUIERE DEJAR EL CHUPETE.

No hay que ponerse nervioso, el peque lo nota y supone que el interés es más nuestro que suyo. Intentar todos los métodos anteriores de uno en uno y dialogando con el chiqui para que lo comprenda.
No castigarle, ni regañarle o hacerle culpable o hacer comparaciones con otros peques.
No quitárselo bruscamente porque buscará otro objeto para succionar y creará malas costumbres como morderse las uñas, chupar cualquier objeto...
Cada día que duerma sin chupete le vamos a dar un besazo de esos de película, que vea la alegría que nos produce que se haga mayor.

JUEGO ELIMINACHUPETES

Podemos pasar un rato divertido con los peques jugando a recoger todos los chupetes que van cayendo con la ayuda de este burrito.







UN POCO DE HUMOR




Y con esto y un bizcocho, en mi caso magdalena...

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Cuando dejas tu opinión me ayudas a mejorar el blog.
Muchas gracias por hacerlo.

Puede interesarte...
ir arriba