Soy una maestra "MARIGORRINGO", mariquita en euskera, que lucha por compartir y ayudar en este maravilloso mundo de la educación infantil. Mis recursos son tus recursos y en este blog estarán siempre disponible para ti.

Amigos con los que comparto

31 jul. 2015

MARIQUITA VIAJERA

¿Os acordáis de la mariquita que sorteé allá a principios de Junio?




Aquí tenemos una foto de la mariquita en Asturias, el sitio al que llegó.



Pero esta mariquita es un tanto viajera y, mira por donde, también llegó a México vía avión. Aquí la tenéis.


Gracias a Isabel y a Anali.

Ya veremos si sigue viajando, jijij.


Os dejo algunos capítulos de la serie de Minúsculos en esta página de rtve.


Pincha en la imágenes.

30 jul. 2015

Cuadernillos para el verano

Aquí tenemos unos cua-dernillos de actividades para hacer con los peques y que no olviden lo trabajado durante el curso pasado.

Como están en pdf se pueden descargar e imprimir fácil-mente.



CUADERNILLO PARA 3 AÑOS


CUADERNILLO PARA 4 AÑOS


CUADERNILLO PARA 5 AÑOS


29 jul. 2015

Juegos veraniegos 2015 JCYL

Aquí tenemos, como todos los años, los juegos interactivos preparados para el verano del 2015 por la Junta de Castilla y León.

En el apartado de Infantil nos ofrecen 3 juegos en inglés sobre seguridad en la red, oficios y aprendizaje de vocabulario.

En otro de los apartados encontraremos un montón de recursos sobre la seguridad en Internet.

Os dejo los enlaces a otros veranos.

VERANO 2012

VERANO 2013

VERANO 2014

Pincha en la imagen.

28 jul. 2015

SEMANA DE LA APP 7. MomentCam


Ganadora del Premio de Facebook a la APP DEL AÑO 2015.

Más de 200 millones de usuarios. Gratuita y sin publicidad.

Convierte cualquier foto en una caricatura.

Colocamos la foto de nuestra cara en una caricatura y modificamos, si queremos, el tipo de cara, los ojos, las cejas, poner barba, gafas...

Podemos hacernos cocineros, pescadores, futbolistas, músicos... y muchas cosas más, luego la caricatura se puede compartir en redes sociales, móviles o enviarla por correo a nuestros amiguetes.

Os va a encantar y tiene miles de posibilidades para trabajar en la escuela con los chavales. Se lo pasarán en grande haciendo su caricatura para poner en el tablón de asistencia, en los carteles de los rincones, en los murales, en las orlas...

La he dejado para el final de esta semana porque... ME ENCANTA!!!!!!

Pincha en la imagen.

27 jul. 2015

SEMANA DE LA APP 6. Cutie Monsters Jigsaw Puzzles


Contamos con unos graciosos monstruos, Blushy, Toothy, Golly, Taily, Blobby, Growly y otros muchos para aprender los números 1 hasta 10.

La Innovative Kids Apps le denominó como la mejor aplicación de 2013 para niños-as.

Es una aplicación sencilla diseñada específicamente para el necesidades de desarrollo de los niños pequeños en edad preescolar.

Pincha en la imagen.

26 jul. 2015

SEMANA DE LA APP 5. Albert y los Alphabetimals


Debemos ayudar a Albert a aprender el abecedario con imágenes de animales de dibujos animados con la forma de las letras. 

En la aplicación podemos jugar con 31 páginas de texto, con rimas, sonidos de fondo, animación, y el divertido sonido del animal. También se le puede hacer cosquillas a Albert y oírle reír.

En la última página aparecen todas las letras / los animales, para que podamos ver todo el alfabeto.

Pincha en la imagen.

25 jul. 2015

SEMANA DE LA APP 4. Banana cat preschool


Para los peques más peques.

Al tocar la pantalla aparece una imagen mientras se reproduce un sonido a juego. 

Las 60 imágenes que ofrece están catalogadas en: animales, vehículos e instrumentos musicales.

Entre los animales: gorila, elefante, caballo, león, perro, gato, mono y muchos más. 
Entre los vehículos: avión, camión, motocicleta, coche de la policía, un tractor y muchos más. 60 imágenes con sonidos. 
Entre los instrumentos musicales: arpa, piano, guitarra eléctrica, batería, violín y más. 

Pincha en la imagen.

24 jul. 2015

SEMANA DE LA APP 3. Spot The Difference with Niki & Jazmin


Hay que encontrar las diferencias en 36 imágenes de los libros de Niki y Jazmin. Cuenta con 3 niveles: fácil, difícil y experto.

En nivel fácil hay que encontrar de 3 de 8 diferencias para conseguir una estrella azul, en el nivel difícil hay que encontrar de 5 de 8 diferencias para conseguir una estrella amarilla y en el nivel experto hay que encontrar las 8 diferencias entre dos imágenes para obtener una estrella roja.
A ver cuántas estrellas recogemos.

Está en inglés.

Pincha en la imagen.

23 jul. 2015

SEMANA DE LA APP 2. La pequeña oruga glotona y sus amigos


Basada en los conocidos personajes creados por Eric Carle contiene ocho juegos y actividades para practicar actividades como contar, clasificar y memorizar, hacer rompecabezas, jugar al escondite o sembrar, mientras se aprende sobre comida sana y se descubren curiosidades acerca de las orugas, los caballitos de mar, los camaleones y otros animales.

En varios idiomas.

En esta demo se puede alimentar a la oruga o buscar animales con una característica especificada en el fondo del mar. Está en 3D.

Pincha en la imagen.

22 jul. 2015

SEMANA DE LA APP 1. Labo fabric friends


En esta aplicación hay que elegir un animalillo de entre los 11 que nos ofrecen (oso, conejo, cerdo, zorros, ovejas, elefantes, leones, ciervos, panda...) y vestirlo con trozos de tela que habrá que recortar. Se pueden adornar con gafas y sombreros.

Después podremos jugar con ellos a cualquiera de los 6 minijuegos (piedra-papel-tijera, escondite en el castillo, juego de ritmo musical...) que existen.

Os dejo un vídeo AQUÍ para verlo mejor.

Pincha en la imagen.

21 jul. 2015

SEMANA DE LA FAMILIA 7. Competencias básicas


¿QUÉ SON LAS COMPETENCIAS BÁSICAS?

Las competencias básicas son aquellas que debe haber desarrollado un-a joven al finalizar la enseñanza obligatoria, para poder lograr su realización personal, ejercer la ciudadanía activa, incorporarse a la vida adulta de manera satisfactoria y ser capaz de desarrollar un aprendizaje permanente a lo largo de la vida.

"Casi ná".

¿CUÁLES SON LAS COMPETENCIAS BÁSICAS?


Pincha en la imagen para conocerlas mejor.

"Cada competencia es una llave hacia el futuro".

Ya sabemos que adquirir estas competencias básicas va a ser fundamental para la vida futura de nuestros peques.

Aprender día a día estas competencias necesarias para el desarrollo integral de nuestros hijos-as nos da seguridad en que el aprendizaje que realizans es el adecuado para salir a flote en esta vida.

Esto no es una tarea fácil que solamente se lleve a cabo en la escuela. Las familias pueden ayudar, y mucho, a que estas competencias sean una verdadera realidad.

¿CÓMO AYUDAR A DESARROLLAR ESTAS COMPETENCIAS EN CASA?

En esta entrada os dejo un calendario para trabajarlas de a poquito, pero todas, sin dejarnos ninguna en el tintero.

Se proponen una serie de acciones diarias que nos encaminan a conseguir la competencia correspondiente.

La forma de trabajarlas no debe ser tan rigurosa que se limite al mes concreto en el que está expuesto, es decir, que para conseguirlas es más apropiado trabajarlas en el mes correspondiente pero no olvidarlas el resto de los meses, no nos vaya a pasar que lo que hemos trabajado en marzo llegue noviembre y lo hayamos olvidado porque no lo hemos vuelto a mirar.

Cierto es que este calendario es para 2015 y estamos en Julio, pero eso no es óbice para que no recojamos la idea, genial por cierto, y nos hagamos nuestro propio calendario de forma que cada familia, además de hacerse su planning personalizado, pueda volver a repasar e incidir en las tareas más costosas.

Recordad que una competencia siempre hay que evaluarla para concretar su adquisición. Esta tarea es un paso en el que la familia definirá su criterio particular de los objetivos que sus chiquis deben adquirir. No lo olvidéis al planificar vuestro propio calendario.

Pincha en la imagen.

20 jul. 2015

SEMANA DE LA FAMILIA 6. Niños-as con problemas de conducta


Todos conocemos a estos dos angelitos, ¿verdad?

¿QUÉ ES UN PROBLEMA DE CONDUCTA?
Es cuando tenemos una conducta inapropiada para la edad y el nivel de desarrollo del peque que se produce con cierta frecuencia, más de lo normal, e intensidad, de forma exagerada.

Cuando un niño-a de forma habitual es agresivo-a, desobediente, prepotente, obstinado-a, exigente o coge rabietas... tenemos un problema de conducta.

Estos problemas pueden resultar muy perturbadores para los padres o madres pues suponen un desafío a su autoridad y a su forma de mantener el control.

Uno los problemas de conducta más conocido es el Síndrome del Emperador. En este caso los peques son verdaderos tiranos con sus progenitores exigiendo de éstos respuestas inmediatas a sus demandas y nunca admitiendo un no por respuesta. ¿Os suena?

A los peques hay que educarlos desde la cuna, pero cuando esto no se hace, por el motivo que sea, requerirá más esfuerzo y trabajo recuperar el control y demostrarle quienes son los que ponen las reglas en casa. Esas reglas que deberá aprender a respetar y cumplir.

Los problemas más habituales de conducta suelen ser la desobediencia, las rabietas, el negativismo (ese peque que dice a todo que no); pero también nos podemos encontrar con protestas, ansiedad, depresión, enuresis... 

Os dejo unos documentos muy interesantes en estos enlaces que nos van a ayudar a entender mejor los casos de conducta problemática y qué hacer para desactivarlos.

NIÑOS DESOBEDIENTES, PADRES DESESPERADOS

TÉCNICAS PARA NIÑOS DESOBEDIENTES

GUÍA PROBLEMAS DE CONDUCTA

GUÍA DE MODIFICACIÓN DE CONDUCTA

NIÑOS DESOBEDIENTES Y OTROS PROBLEMAS DE CONDUCTA (muestra, el libro se puede comprar aquí)


PORTARSE BIEN (libro en pdf para descargar)








MATERIAL PARA MEJORAR LA CONDUCTA

Los circuitos de pegatinas para mejorar la conducta son una forma de mejorar el comportamiento. Se puede acordar un “premio final” a conseguir cuando se concluya el circuito.

Es para niños-as de entre 3 y 8 años. Hay 5 circuitos dife-rentes. Se pueden descargar y se adjunta una explicación de su uso.

Se pueden usar tanto en casa como en el cole.

Pincha en la imagen.


UN POCO DE HUMOR



19 jul. 2015

SEMANA DE LA FAMILIA 5. Mentiras a granel


La mentira es decir algo que es falso con intención de engañar.

¿Alguna vez habéis oído que las mentiras tienen padre y madre? Eso es porque, como bien sabemos, todos mentimos, es inevitable, y los padres-madres lo hacemos de forma absolutamente consciente y con intención de engañar a nuestros retoños (si hay alguien que no lo haya hecho que levante la mano).Lo hacemos de forma inconsciente y a diario (no estamos para ponernos al teléfono, me ha encantado la comida poniendo cara de asco, no te puedo atender estoy en la puerta de casa...).

Según un estudio británico, creo, mentimos diariamente un par de veces por lo menos, y la mayoría de las veces no nos damos ni cuenta.

La mentira está tan institucionalizada que incluso a veces les pedimos a nuestros peques que lo hagan (por ejemplo les pedimos que mientan cuando reciben un regalo de alguien y no les ha gustado).

Por lo tanto, no sirve de nada decirles que no mientan, los niños-as imitan  lo que ven, no hacen caso de lo que oyen.

¿Cuándo se convierte la mentira en un problema?

Como maestra he oído a muchas madres-padres que los niños-as NO mienten... ¡¡¡¡¡¡ERROR!!!!!!

Lo primero es dejar claro que hay edades para la mentira.

Los peques menores de 3 años no saben mentir, nos cuentan una realidad imaginada, fantástica, pero no una mentira. No diferencian entre realidad o fantasía.

Cuando tienen de 3 a 5 años ya saben qué son las mentiras y conscientes de que mienten, pero no hay que darle demasiada importancia porque es como si fuera un juego. Si la cosa es constante, se convierte en su comportamiento habitual o es la forma de obtener lo que quieren... entonces tendremos que intervenir.

A partir de los 5 años mienten de forma consciente queriendo engañar, porque ya suelen distinguir la diferencia entre lo que es cierto y lo que no lo es, aunque aún no tienen claro que mentir sea algo incorrecto.

¿Por qué mienten?

Las mentiras pueden producirse tanto por inseguridad y falta de autoestima -que intentan ocultar mediante la mentira- o bien para probar y ver las reacciones de los adultos y comprobar hasta dónde pueden llegar.

Las razones más habituales son:

Frustración.
Un ejemplo de esto es el menor que cuenta que tiene muchos juguetes porque en realidad tiene muy pocos.

Llamar la atención. 
Inventar una dolencia, falsear sobre un posible problema. El pequeño emplea estos embustes para captar la atención del adulto, en ocasiones, porque se siente desatendido. Esto puede significar la existencia de problemas emocionales no resueltos.

Exceso de exigencia.
Poner el listón muy alto a los niños puede provocar que mientan para hacer creer a sus padres que están al nivel que les exigen y no defraudarles.

Imitación. 
Esta ya la he citado antes. Un menor que ve como la mentira es utilizada por los adultos para obtener algún beneficio tiende a imitar estos engaños.

Miedo al castigo.
El temor a la reprobación o reprimenda por parte de un adulto es uno de los principales motivos de la mentira infantil. Los pequeños falsean la realidad para evitar los posibles castigos.

Conseguir algo.
Para obtener algo que no se podría conseguir de otra manera. Como cuando le ofrecemos una golosina si hace determinada cosa (recoger los juguetes, dejar la ropa en su sitio, comer todo él sólo...)

La mentira puede ser un síntoma que nos indique la personalidad de nuestros peques:

• Tímido, que se evade al sentirse desamparado.
• Agresivo y colérico, que no encuentra la reacción adecuada.
• Temeroso, que trata de huir del peligro.
• Vengativo, que busca desquitarse.

¿Cómo cazar las mentiras?

No es tarea fácil, pero, por lo general, cuando dicen la verdad suelen estar relajados y sus expresiones faciales lo demuestran. Sin embargo, cuando mienten, sus expresiones faciales pueden demostrar ansiedad.

Los padres deben escuchar cuidadosamente lo que sus hijos les dicen. ¿Existen contradicciones en lo que dicen? ¿Tienen sentido sus palabras? ¿Es creíble lo que dicen? Si los niños dicen la verdad, usualmente sus palabras no suenan ensayadas, si lo que dicen suena ensayado, los padres pueden hacer preguntas para ver cómo reaccionan al contestarlas.

¿Qué hacer ante la mentira?

Intentar corregirlo, sin lugar a dudas. Pero, ¿cómo?

- Dando ejemplo: Como he dicho antes, es difícil pedirle que no mienta si nosotros lo hacemos de forma habitual. Esas actitudes confunden al peque ?nosotros sí podemos hacerlo y a él se lo recriminamos?

- Creando un clima de confianza que le sirva para tener la seguridad de que puede contarnos todo con tranquilidad y sin miedo.

- Explicando claramente la diferencia entre la verdad y la mentira. Esto es especialmente importante en edades tempranas, donde, además, ajustaremos la explicación a su edad.

- Felicitando cuando nos diga la verdad, especialmente si la misma conlleva riesgo de ser castigado. Por supuesto, si ha actuado mal y nos lo confiesa sin mentir no significa que no le debamos castigar, sino que separaremos claramente lo que es un comportamiento inadecuado por su parte de lo que el niño significa para nosotros: le queremos por sí mismo, no por sus actos.

- No reaccionando de forma desproporcionada cuando mienta, siendo preferible reprenderle o comentar lo ocurrido en privado que hacerlo en público.

- Explicando claramente lo que esperamos en cuanto a cumplir normas y los beneficios que conlleva. Ello le permitirá entender bien la relación entre conducta y consecuencias.

- Fomentando oportunidades para que actúe de forma sincera. Nosotros confiamos en ellos pero deben ser honestos con nosotros.

- Guardando proporcionalidad entre la conducta y sus consecuencias. Tan inadecuado es castigar excesivamente una conducta errónea como premiar sobremanera una positiva.

- La mentira no siempre hay que castigarla; a veces es más positivo saber sus razones para mentir, de tal forma que podamos actuar para que comprenda lo valioso de la sinceridad. Aumentará nuestra confianza y al mismo tiempo su libertad y autonomía.

- Liberándose de actitudes neuróticas. Muchas veces reaccionamos con ansiedad ante la simple posibilidad de la mentira: “¿Habrá dicho o no la verdad?” Y cuando la mentira es descubierta, entonces se acosa al niño, se multiplican las preguntas y los interrogatorios, y, haciendo gala de una gran desconfianza, ya no se le cree, aunque diga la verdad.

Y ahora para terminar... 

Un poco de humor materno.


Un poco de humor escolar.


Un poco de humor adulto.


Y una película inolvidable sobre mentiras (versión en inglés).



Pincha en la imagen.

18 jul. 2015

SEMANA DE LA FAMILIA 4. Quitamos el chupete


Este invento magistral o infernal, según opiniones, es un calmante sustitutivo del pecho materno que sirve para controlar la angustia. La necesidad de succionar es un reflejo prenatal para la supervivencia (recordad que en la tripita de mamá ya se chupan el dedo). Esta necesidad es muy fuerte en los primeros meses del peque.

El chupete ejerce estas funciones tranquilizadoras hasta después de la lactancia y se convierte en un objeto habitual en la vida de los chiquis. De todas formas se recomienda que a partir de los 7 meses el chupete sólo se deje para dormir.

Una pequeña recomendación: para que no se haga dura "la eliminación" del chupete evitar tenerlo a todas horas presente, que no sea visible. Sacarlo sólo cuando sea estrictamente necesario (dormir, cansancio, nerviosismo...). Cuidado con dejárselo como método antilloro, suele crear más problemas que beneficios. Hay muchos peques que llevan todo el día el chupete colgando.

Si el peque escupe el chupete y prefiere el dedo... que os pillen confesados.

Bueno, como todo en esta vida... llega un día en el que debemos decir adiós a este trocito de goma que tan buenos momentos nos ha dado.

¿CUÁNDO QUITAR EL CHUPETE?

Es recomendable hacerlo sobre los 2 años, pero hay peques que lo rechazan antes o insisten en tenerlo más tiempo. De todas formas 2 años es una buena edad para hacerlo.

Hay veces que para evitar malformaciones en la mandíbula (este fue mi caso), hay que quitárselo antes (menudo drama, de la noche a la mañana fuera chupete).

También nos vendrá bien quitárselo para que la lengua se mueva de forma más libre y aprenda correctamente la emisión de los fonemas del idioma.

¿CÓMO QUITAR EL CHUPETE?

Convencer al chiqui para quitarle el chupete no va a ser fácil. Todos los padres-madres tenemos trucos más o menos personales para hacerlo, os dejo unos cuantos, a ver si hay suerte.

MÉTODO 1: poco a poco

. Dejamos que se duerma con él, pero en cuanto caiga fritito-a... fuera chupete. Así día tras día. Con esto iremos reduciendo el tiempo de dependencia.
. No encontramos el chupete por casa. Se ha perdido y el peque nos ayuda a buscarlo. Ni que decir tiene que no lo vamos a encontrar.
. Dárselo un día sí, otro no. Cuesta un poco, pero al final suele dejarlo sin ayuda.
. Aprovechar que tiene alguna enfermedad en la boca.
. El día de su 2º cumpleaños es ideal para hacerse muy mayor y regalar el chupete a niños-as más pequeños-as.
. Decirle que no le entendemos con el chupete en la boca y que para hablar debe quitárselo.

MÉTODO 2: ladrones de chupetes

. El Hada de los chupetes, Olentzero (en el País Vasco), Los Reyes Magos (en estos casos la colaboración con la guarde o escuela es inestimable), El conejo comechupetes... cualquiera que sea capaz de encandilar al peque y al que le tenga un cierto respeto. Estos personajes son ladrones de chupetes que hacen el bien a toda la humanidad reciclando la goma requechupeteada.

MÉTODO 3: chupetes "rarificados"

. Meter el chupete en zumo de limón.
. Pinchar el chupete y que pierda su forma.
. Coser hilitos y dejarlo hecho una pena.
  




MÉTODO 4: cuento sobre cuento es cuento

Aquí dejo una relación de unos cuentos entre los cientos y cientos que hay para conseguir que deje el chupete.







Este se puede descargar en pdf para imprimirlo.







LO HEMOS CONSEGUIDO

Además de las oportunas felicitaciones (comedidas, sin tener que contárselo a toda la humanidad, pues con ello le damos una importancia que antes no tenía), podemos darle un regalito en forma de diploma, como estos:



Pincha en las imágenes para guardarlas.

PROBLEMAS A LA VISTA. NO QUIERE DEJAR EL CHUPETE.

No hay que ponerse nervioso, el peque lo nota y supone que el interés es más nuestro que suyo. Intentar todos los métodos anteriores de uno en uno y dialogando con el chiqui para que lo comprenda.
No castigarle, ni regañarle o hacerle culpable o hacer comparaciones con otros peques.
No quitárselo bruscamente porque buscará otro objeto para succionar y creará malas costumbres como morderse las uñas, chupar cualquier objeto...
Cada día que duerma sin chupete le vamos a dar un besazo de esos de película, que vea la alegría que nos produce que se haga mayor.

JUEGO ELIMINACHUPETES

Podemos pasar un rato divertido con los peques jugando a recoger todos los chupetes que van cayendo con la ayuda de este burrito.







UN POCO DE HUMOR




Y con esto y un bizcocho, en mi caso magdalena...

17 jul. 2015

SEMANA DE LA FAMILIA 3. Control de esfínteres


Estamos en verano, en esta parte del globo terráqueo por lo menos.

Es el mejor momento para intentar quitar el pañal de en medio y ahorrar un poquito, que siempre viene bien.

La edad más adecuada de hacerlo es entre 2 años y medio y 3 años, pero puede suceder antes, dependerá de cada peque en concreto.

Antes de quitarle el pañal hay que tener en cuenta varias cosas:

1º. Una vez que se ha decidido quitar el pañal, no puede haber marcha atrás. Si una vez empezado el proceso le volvemos a poner el pañal puede que el peque no controle de forma voluntaria el esfínter y se haga pipí encima durante un tiempo y no quiera quitarse el pañal.
Sólo se puede volver a poner el pañal al peque si está malito con diarrea. En este caso, esperaremos a que se recupere y volvemos a empezar.

2º. Debemos tratar el tema de la retirada con total naturalidad, decirle que ya es un niño/a mayor, que ya no va a llevar pañal para ir al cole o para salir a la calle y que ya llevará braguitas o calzoncillos como los niños-as mayores, como mamá y papá.

3º. Una vez metidos en faena hay que felicitarle cada vez que haga pipí y decirle que ya es un niño/a mayor.

4º. No tengáis miedo, no dudéis de vosotros-as mismos-as. Es un gran paso en el desarrollo de los peques y les estamos ayudando. Hay que tener en cuenta que nuestra indecisión provoca retrocesos difíciles de superar con facilidad.

Bueno, pues una vez advertidos... vamos a ver cómo hacerlo. 

1ª FASE: Motivación. Un cuento siempre ayuda.

Si el chiqui no ha pedido ir al wc sólo o no ha visto a otros niños o niñas haciendo pis y se ha fijado en ellos con atención, una o dos semanas antes de comenzar con todo el proceso le podemos meter el "gusanillo" leyendo unos cuentos supersimpáticos:

Ratón es muy curioso. Tiene que husmear todo, hasta los pañales de sus amigos. Husmea, uno por uno, en los pañales de Liebre, Cabra, Perro, Vaca, Caballo y Cerdo. Por supuesto, sus amigos también quieren mirar el pañal de Ratón. Y se llevan una gran sorpresa.

Los animales hacen pipí en cualquier sitio: los peces hacen pipí en el agua, el pipí del pájaro se lo lleva el viento y con su pipí el canguro inunda la bolsa de mamá. Después de ver a un niño usar el orinal, todos le querrán imitar.

Marina ya no quiere llevar pañales. Mamá le acerca el orinal y le dice: «A partir de ahora puedes hacer pipí en el orinal». Ahora puede llevar bragas ¡Ya es mayor! Pero de repente nota que tiene el culito mojado…

Es el mismo libro que el de Marina, el que está arriba, pero ahora su protagonista es Edu.

Dita y Dito son dos simpáticos gemelos que están aprendiendo a usar el baño.






También os dejo unas páginas con más cuentos sobre este tema.


2ª FASE: ¡¡Comienza la función!!

Para llevar bien un control del proceso es recomendable empezar un lunes, así el fin de semana le vamos dorando la "píldora". Le decimos que ya no va a llevar más el pañal, sólo para dormir la siesta y por la noche. Si hacemos algún viaje de varias horas le dejaremos el pañal, no sin antes avisarle explicándole el por qué.

Levantamos al peque de la cama, vamos juntos a tirar el pañal y lo sentamos en el orinal (es importante que el orinal sea del tamaño adecuado, lo digo por experiencia). Esperaremos un ratito hasta que haga pipí. Puede que sean sólo unas gotitas, pero eso es suficiente.

Durante la primera semana el chiqui hará pipí con mucha frecuencia y poca cantidad.

Durante los primeros días, se le pone a hacer pis cada 20 minutos. Si se nos pasa y se hace pipí encima, se le dice que no pasa nada y se le cambia y limpia con normalidad (nada de nerviosismo).

Según pase el tiempo, aquí lo importante es la observación, podemos pasar de 20 minutos a 30, 40, media hora o una hora.

Antes de acostarle para la siesta le pedimos que haga pipí en el orinal y le ponemos el pañal. En cuanto se levante de la siesta le quitamos el pañal y le ponemos en el orinal. Lo mismo haremos por la noche antes de dormir. No olvidéis las felicitaciones (ni demasiado sosas, ni demasiado efusivas).

Y así durante un par o tres de semanas, según cada chiqui. Poco a poco veréis como el peque va pidiendo ir sólo cuanto tenga ganas.

Cuidado cuando juega pues el juego le entretiene tanto que hacer pis es algo secundario siempre. Estaremos pendientes, pero si se hace pis, no pasa nada, se le cambia y le decimos que cuando tenga ganas que se vaya al baño o que lo pida a papá o mamá.

Para los padres-madres más despistados es conveniente hacer una tabla para marcar las horas a las que lo habéis puesto en el orinal y si ha hecho pis o no o se lo ha hecho en la ropa.

Para el control de la caca es conveniente poner al peque en el orinal después de las comidas, que es cuando suelen hacerla en el pañal. Cada familia se adaptará al ritmo del peque.

Habrá que controlar el tiempo, no se le puede tener en el orinal hasta aburrir.

3ª FASE: Mantenimiento y fin del proceso

Una vez el peque hace pis sólo o lo pide vendrá la fase final de quitarle el pañal en la siesta. Esto se hace cuando vemos durante varios días seguidos que el pañal está seco cuando se levanta.

¿Y cuándo se lo quitamos por la noche?
Tardará un poco más de tiempo en no mojar el pañal por la noche, porque por la noche los músculos se relajan y son muchas más horas para poder controlarlo, pero cuando veamos que lleva unos días, igual que en la siesta, sin hacerse pis al levantarlo por la mañana, se lo quitamos y... LO CONSIGUIÓ. Eso no implica que se le escape bastantes veces, es normal.

Hay que tener en cuenta que este proceso de control de esfínteres es una acción que supone un gran paso, pues de ser un comportamiento reflejo y automático debemos conseguir una conducta voluntaria y controlada, por lo que a veces presenta dificultades.

NO QUIERO HACER CACA

Algunos niños-as se niegan a hacer caca en el orinal aunque sí utilicen este accesorio para hacer pis y sean capaces de controlar los esfínteres. ¿Por qué se comportan así?

Si el chiqui controla bien los esfínteres pero se aguanta las ganas de hacer caca hasta que le pones el pañal o se asusta al verla en el orinal, debemos averiguar la causa y ayudarle a superarla.

Puede haber varias razones por las que puede reaccionar así:

Miedo a desintegrarse.
En este caso debes explicar a tu pequeño por qué necesitamos hacer caca para mantenernos sanos.

No quiere perder nada.
Está en una etapa muy egocéntrica y sus pertenencias cobran una relevancia especial. No quiere compartir ni perder nada, por eso se niega a hacer caca en el orinal, porque luego la echas al wc y tiras de la cadena para que desaparezca. Hay que explicarle por qué se hace así, dejaremos claro que lo que nos alegra es que use el orinal, no la caca en sí.

Intenta reafirmarse.
Puede ser una forma de enfrentarse oponiéndose a nuestros deseos. Por eso, cuanto más insistimos en que utilice el orinal, menos lo hace. Intentaremos no crear tensión respecto a este tema y animarle a hacer lo que debe cuando más predispuesto a ello esté.

Cuidado!!!!!! Reñir al peque por no hacer caca en el orinal sólo agravará la situación. Cuanto mayor es la presión, más se acentúa cualquier problema.

No está de más insistir, pero si vemos que sólo va a hacer caca en el pañal, se lo pondremos cada vez más bajo para que se habitúe a la sensación de soltar. Le ayudará a perder su recelo al orinal.

EVITAR EL ESTREÑIMIENTO

En ocasiones, el peque con miedo a hacer caca en el orinal se aguanta tanto que acaba provocándose estreñimiento.

Al no defecar, sus heces se van volviendo más grandes y duras, esto les causa dolor y para evitarlo, retienen más, con lo que la situación se va agravando por días.

La solución, bajo consejo médico del pediatra, tener a mano un laxante infantil, ofrecerle una dieta abundante en fibra y volver a ponerle el pañal durante una temporada, hasta que el funcionamiento de su intestino se normalice y él supere su temor.

También hay algunos cuentos que vienen al pelo para ayudar cuando existen problemas con la caca:

El lobo en el bosque y… la oveja en el aprisco. El elefante africano en África y… el elefante indio en la India. La ballena azul en el océano y… el pez rojo en la pecera. ¡Todos hacen caca! Y tú, desde hoy, en el orinal.

A Reni, el protagonista de esta historia, le gusta hacerse mayor, pero eso no implica que a veces no le asusten algunas cosas. Como por ejemplo el váter, donde cree que habita un monstruo espantoso. Para poder superar estos miedos la confianza de los demás es muy importante, en este caso serán los primos de Reni quienes le ayuden.


Pincha en las imágenes.

Puede interesarte...
ir arriba