Conforme a la Ley Europea sobre cookies, se han eliminado los widgets de terceras entidades que podían recabar, sin saberlo, información de los visitantes de este blog. Si alguien detecta uno, ruego que me lo haga saber para eliminarlo.
Gracias por vuestra visita y por vuestra ayuda.

Amigos con los que comparto

6 mar. 2016

La caja misteriosa - Discriminación sensorial

La percepción sensorial es una base fundamental del desarrollo infantil. Conocer lo que nos rodea a través de los sentidos es básico para nuestra supervivencia y para asimilar e interiorizar nuestro propio cuerpo y la realidad en la que se mueve.

Este juego consiste en meter en una caja diferentes objetos y a través del tacto adivinar de qué se trata lo que cogemos.


Se puede realizar en cuatro fases:

1.- Sabiendo lo que se ha metido en la caja. Se lo enseñaremos a los niños-as según vamos metiéndolo. Ellos lo tocan y nos dicen lo que creen que es.

2.-Sin saber lo que se ha metido. Esta fase implica una mayor capacidad de memoria, percepción sensorial y control de la realidad. Dirán también lo que creen que es.

3.- Realizando tarjetas con la imagen de las cosas que se van a meter en la caja. El niño-a debe coger una tarjeta e intentar encontrar ese objeto dentro de la caja o al revés, toca el objeto y busca la tarjeta correspondiente. O, si no queremos hacer tarjetas, haciendo una lista de los objetos e ir diciendo los que tienen que sacar. Esta fase implica discriminación por descarte de los objetos que no son los buscados.

4.- Realizando tarjetas con el nombre escrito de los objetos que hay dentro de la caja. Los peques deben leer la palabra, encontrarlo y sacarlo. Para los niños-as más mayores. 

¿Qué meter en la caja?

De todo, desde un coche pequeño hasta una canica, desde una pieza de puzzle a una espiral de cuaderno, desde una mariquita de juguete a un tubo de los de hilo, desde un lápiz a una vaca de gomaespuma, desde unas gafas de juguete a un muñeco de Papá Noel. Podemos meter todo lo que implique un tacto diferente, una forma concreta o una sensación táctil complicada o sencilla, según la edad de los niños-as.

¿Cómo conseguir la caja?

Muy sencillo. La caja misteriosa puede ser de fabricación propia con una simple caja de cereales (un poco adornada como la foto de arriba).

O hecha con una caja de zapatos o de cartón forrada, como en esta otra foto en la que os dejo el paso a paso.

Pincha en la imagen.
O incluso comprarla online con un kit de pequeños juguetes para meterlos en la caja y las tarjetas corres-pondientes (está en inglés).

Pincha en la imagen.

4 comentarios :

Anabel dijo...

Estas cajas misteriosas tienen muy buena pinta. Gracias por compartirlas, Blanca.
Feliz semana.

Blanca B dijo...

de nada, Anabel. un besito.

Sandra Luz dijo...

Me encantó esta idea, de por sí es atractiva por el aspecto de la caja y el juego adivinatorio, pero además le has sacado el jugo con tantas posibilidades de actividades.
Besitos.

Blanca B dijo...

GRacias, Sandra. Pocas veces me atreve a contar mis propias experiencias en público, pero de vez en cuando... jajaj. un besito.

Publicar un comentario

Cuando dejas tu opinión me ayudas a mejorar el blog.
Muchas gracias por hacerlo.