La cabecera de este blog es un homenaje a todas las maestras "MARIGORRINGO", mariquita en euskera, que llevan de excursión a los niños de su clase bajo la atenta mirada de la directora del centro, pero las pobres no se dan cuenta de que fulanito se les ha escapado a coger la lagartija que habían visto en el camino. ¿A quién no le ha pasado esto alguna vez? Que levante la mano.

Amigos con los que comparto

9 sept. 2016

Juegos de masajes entre niños-as

Los juegos de masajes entre niños-as son juegos que ayudan a conocer a los demás, demostrarles su cariño y respeto, favorecen aspectos motrices, son divertidos, dan confianza y cohesión al grupo-clase y son un excelente atractivo para conocer nuestro propio cuerpo.

CONDICIONES PARA SU DESARROLLO

No se requiere mucho material y son muy adecuados para sesiones de psicomotricidad, sesiones de relajación o momentos de gran nerviosismo y alteración.

Hay que reconocer que las primeras sesiones se hacen un poco difíciles por la falta de costumbre en la técnica, pero en la tercera o cuarta sesión todo se vuelve maravilloso, ya lo veréis.

Los juegos se desarrollan en sesiones de unos 15 minutos como máximo, aunque al principio puede que las sesiones tengan que ser más cortas. en cada clase se verá el tiempo que se necesita.

Siempre que se empiece un juego nuevo la profe debe hacerlo con uno de los peques, como ejemplo a seguir, verbalizando lo que está haciendo: "subimos la pierna hasta que quede arriba del todo"...

ALGUNOS JUEGOS

La tarta de cumpleaños

Colocamos a los niños por parejas, uno se tumba en el suelo boca arriba, será la tarta, y el otro de rodillas a su lado, será el pastelero. El pastelero debe estirar bien las velas de la tarta de cumpleaños (estiramos un brazo y lo masajeamos, luego hacemos lo mismo con el otro brazo). Ahora vamos a poner otras dos velas (hacemos lo mismo con las piernas).

El escalofrío

Si rompo un huevo...
(pongo un puño sobre otro encima de la cabeza en lo alto)
Baja la yema muy despacito.
(paso las palmas de las manos abiertas por la cabeza dos veces)
Bajan las hormiguitas.
(toco con las puntas de los dedos en la espalda como hormigas que bajan)
Suben las hormiguitas.
(toco con las puntas de los dedos en la espalda como hormigas que suben)
Bajan los vampiros.
(toco con las puntas de los dedos en la espalda como vampiros que bajan)
Te aprietan los costados.
(aprieto los costados cada uno con una mano dos veces)
Suben los vampiros.
(toco con las puntas de los dedos en la espalda como vampiros que suben)
Te aprietan el cuello.
(con una mano a cada lado apretamos los hombros, dos veces)
Dibujo un dibujito con muchos arbolitos.
(dibujo un paisaje sobre la espalda)
Hay un paisaje.
(dibujamos en la espalda)
Entra el solecito.
(dibujamos en la espalda)
Se abre la ventana.
(pasamos las palmas de las manos por la espalda hacia afuera)
Hace frío.
(soplar el cuello)
Mucho frío.
(soplar el cuello)
y ahora... un escalofrío.

Masaje de lluvia

Colocados por parejas, uno está de pie y le da la espalda al otro, que hará de lluvia. Vamos contando la historia e intentamos hacer con las manos las gotas de lluvia:

"¿Sabéis que me pasó el otro día con la lluvia? Pues que yo salí de mi casa y no llovía. Pero de repente me cayó una gota en la nariz y me dio una caricia, luego vinieron varias en el pelo. Antes de que llegara a casa empezó a llover mucho, notaba las gotas caer y deslizarse por la espalda, los brazos, las piernas... Me resguardé y deslicé mi mano para saber si seguía lloviendo. Una gota se deslizó por mi mano, jugueteando entre mis dedos..."

Luego se cambian los papeles repitiendo la narración.

Cuento de los animales

Por parejas, uno le da la espalda al otro, y a medida que se cuenta el cuento se van haciendo los movimientos en la espalda.

"Al salir del pueblo me fui hacia el bosque (hacemos gestos sobre la espalda de adelante como si camináramos) y allí había hormigas (pasamos los dedos suavemente por la espalda) que caminaban lentamente. Algunas de las hormigas llevaban hojas para comer y se movían muy lentas, mientras que las que van de vuelta iban ligeras y rápidas. También había gusanitos (pasamos la mano o el dedo para simular el movimiento de reptar) que caminaban lentamente.
Después encontré saltamontes (imitamos los saltos del saltamontes) que se lo pasaban muy bien sin molestar a las hormigas (recordamos los movimientos de las hormigas). Y había conejos que corrían y saltaban... daban vueltas por el bosque lleno de árboles.
Un caballo galopaba y un elefante que pisaba con fuerza pero sin hacer daño a nadie, sin pisar ninguna planta... Mientras el hipopótamo se frotaba la nariz sobre la espalda y la paloma me pegaba un picotazo (vamos imitando los movimientos de estos animales sobre la espalda del compañero de adelante)."

Frotar y sacudir

Nos ponemos de pie, elevamos las manos y las frotamos. Después las sacudimos al aire. Lo hacemos varias veces para soltar energía acumulada. Decimos: “Frotar, frotar... Soltar, soltar...”

Suben hormigas

Se colocan por parejas o en corro y hacemos los gestos que indica la poesía sobre la espalda del o de la que está delante.

Suben hormiguitas.
Suben hormiguitas.
Bajan hormiguitas.
Bajan hormiguitas.
(las hormiguitas pasamos los dedos por la espalda)
Suben elefantes.
Suben elefantes.
Bajan elefantes.
Bajan elefantes.
(los elefantes vamos paseando con la palma de la mano)
Una serpiente sobre tu espalda.
Una serpiente sobre tu espalda.
(juntamos las manos como si fuéramos a aplaudir y las deslizamos por la espalda)
Una araña sobre tu cabeza
Una araña sobre tu cabeza
(una araña pasamos los cinco dedos por la espalda)
Que te pica
(tocamos con un dedo una cadera)
Que te pica
(tocamos con un dedo otra cadera)
Te picó.
(tocamos con un dedo el cuello)

Camino rojo

Los niños-as tendrán los brazos al aire. Con la mano contraria imita a las hormigas que avanzan desde la mano hacia el hombro. Luego avanza reptando un pececito, después un mono que salta y da pequeños pellizcos. Finalmente pasea un elefante pesado que va dejando el puño cerrado sobre el camino del brazo. Quizás, al terminar haya un pequeño camino rojo en nuestro brazo.

Creando esculturas

Jugamos como si fuera barro nuestro compañero y tuviésemos que darle forma. Incidir en que tienen que ir con cuidado, suavemente,... empezar por las piernas (se masajean), luego los brazos,...

Masajes con diferentes materiales

Realizar masajes con plumas, telas, almohadones, balones de tela,...

Fuente


4 comentarios :

Isabel S. dijo...

¡¡Fantástica entrada Blanca!! En mi blog también les de dedicamos una entrada. A los más pequeños les encantan.
http://renacuajosinfantil.blogspot.com.es/2013/01/los-juegos-de-masajes.html
Bicos

Blanca B dijo...

jajajaj, Isabel, creo que tenemos la misma fuente. un beso.

Anabel dijo...

¡Cuánta información interesante, Blanca!! Gracias por compartirla.
Un beso.

Blanca B dijo...

gracias a ti, Anabel, por estar siempre tan atenta.

Publicar un comentario en la entrada

Cuando dejas tu opinión me ayudas a mejorar el blog.
Muchas gracias por hacerlo.

Puede interesarte...
ir arriba