Amigos con los que comparto

24 may. 2019

TÉCNICAS PLÁSTICAS: pintamos con rotulador y alcohol

Este es el resultado de echar gotas de alcohol, del de farmacia, encima de un coloreado hecho con rotulador.

El rotulador tiene una tinta alcohólica que seca inmediatamente al escribir o dibujar (por eso se secan tanto).

Si en un dibujo abstracto con sólo colores brillantes echamos unas gotas de alcohol encima, o pequeños chorritos, y dejamos que se seque, el efecto es maravilloso, y nos puede servir para hacer papeles especiales, para hacer cuadritos, como en este caso, o para darle un toque especial a un dibujo ya hecho.

Es conveniente que el alcohol lo echen con una pipeta larga o con un palito de comida china o algo similar, pero que sea largo para no respirar sus vapores. Se puede hacer con el mismo bote de plástico en donde viene el alcohol si le hemos hecho un pequeño agujerito con una aguja, de esta manera no respirarán el vapor.

Os dejo el dibujo inicial hecho sobre lienzo para que veáis el resultado tan fantástico.


23 may. 2019

7 puzzles con preciosos dibujos coloreados

He puesto estos siete preciosos dibujitos de escenas cotidianas en forma de puzzle para que los más pequeños, de 2 ó 3 años, puedan hacerlos sin dificultad con tan sólo 4 piezas.

Ahora toca imprimirlos, plastificarlos y recortar.

Es interesante imprimir dos veces cada modelo para que los que empiezan a realizar puzzles puedan tener una ayuda visual y pongan las piezas en el sitio que les corresponde.






Pincha en las imágenes.


22 may. 2019

EXPERIMENTO: caminar sobre huevos

Parece magia.

Si preguntamos a los niños si es posible caminar por encima de los huevos sin que se rompan ¿qué dirán? Pues que es imposible.

Pues vamos a demostrar qué es lo que sucede, si tienen o no razón.

Este experimento nos servirá para demostrar la distribución de la presión sobre un cuerpo dependiendo de la superficie en contacto y para saber que la cáscara de los huevos no es tan frágil como pensamos.

La cáscara del huevo tiene una forma redondeada, como los arcos de las iglesias, así se distribuye el peso de forma más eficaz. Cuando la fuerza que se ejerce es uniforme como en este caso, la cáscara no cede, pero cuando hacemos la fuerza en un sólo sitio... se rompe (cuando rompemos el huevo para cocinarlo).

Materiales:
2 cartones de huevos

Procedimiento:
Colocar los cartones llenos de huevos en el suelo.
Hacer que pasen por encima, descalzos, los niños que quieran probar.
Deben ir despacio para que se distribuya bien el peso.

NOTA: si los niños caminan deprisa o de forma poco cuidadosa se romperán algunos huevos, pero éso también es divertido.

TODOS LOS EXPERIMENTOS LOS DEBEN HACER CON UN ADULTO Y MANTENIENDO LAS CORRESPONDIENTES MEDIDAS DE SEGURIDAD.