La cabecera de este blog es un homenaje a todas las maestras "MARIGORRINGO", mariquita en euskera, que llevan de excursión a los niños de su clase bajo la atenta mirada de la directora del centro, pero las pobres no se dan cuenta de que fulanito se les ha escapado a coger la lagartija que habían visto en el camino. ¿A quién no le ha pasado esto alguna vez? Que levante la mano.

Amigos con los que comparto

28 ago. 2011

***** MAESTRAS MARIGORRINGOS *****

HE CAMBIADO LA IMAGEN DE LA CABECERA DEL BLOG, Y COMO PODÉIS VER HAY UNA MAESTRA "MARIGORRINGO" (mariquita en euskera), QUE LLEVA DE EXCURSIÓN A LOS NIÑOS DE SU CLASE BAJO LA ATENTA MIRADA DE LA DIRECTORA DEL CENTRO. PERO LA POBRE NO SE HA DADO CUENTA DE QUE FULANITO SE LE HA ESCAPADO A COGER ESA LAGARTIJA QUE HABÍAN OBSERVADO DURANTE EL CAMINO.

A casi todas nos parece natural y normal vernos en estas situaciones con los chavales en las salidas fuera del colegio, pero si os paráis a reflexionar un par de minutos os daréis cuenta de que suponen un esfuerzo, un trabajo, unos sinsabores que sólo la profesionalidad, el entusiasmo y la dedicación logran equilibrar.


DEDICADO A TODAS LAS MAESTRAS "MARIGORRINGOS" DEL REINO CON TODA LA ADMIRACIÓN DEL MUNDO.

13 comentarios :

Miren dijo...

¡Que razón tienes! realmente a veces ni nos damos cuenta de la responsabilidad que tiene nuestro estupendo "trabajo". Un saludo

Trinidad Martinez dijo...

Ni que lo digas: Somos unas atrevidas.
Te está quedando precioso.

Anónimo dijo...

Ja ja ja, yo creo que más que la directora es una madre de las que se ocultan tras los semáforos para vigilar a la profe cuando salimos de excursión. Todos los años tengo alguna que se esconde y nos persigue creyendo que no la vemos. ¡Qué ridículo!

Paqui dijo...

Blanca una cabecera lindisima y que da mucho que pensar. Si que es cierto que cuando los sacamos de excursión necesitamos mil ojos y aún así siempre tienes miedo a que alguno se nos despiste. Y el estrés que tenemos hasta que por fin los dejas en la puerta del cole a tod@s en perfecto estado con sus padres y madres. Un besazo enorme

Blanca dijo...

Si, Miren, pero no siempre nos damos cuenta y no siempre nos lo agradecen, ¿no crees?

Un saludo.

profes de infantil dijo...

Curso nuevo, aspecto de blog nuevo. Te ha quedado muy chuli. Enhorabuena y ánimo que esto aún no ha empezado. Sólo nos quedan 3 días de vacaciones y nosotras a trabajar en los blogs.

Blanca dijo...

Trinidad, eres un poco exagerada y muy generosa, es un blog simple, pero al menos me lo he currado yo solita, que para empezar no está mal.

Un beso.

Blanca dijo...

Chicas, soís un cielo. No merezco blogueras tan amables como vosotras, cuidado, aunque me encanta que lo seáis, por supuesto.
Me enorgullezco de tener "amigas blogueras" así de generosas.

Un abrazo de oso a cada una, con un cariño especial.

Blanca dijo...

Ah! y me adhiero a Anónimo, que dice que puede ser una madre en vez de la directora. Cierto, a veces parece que nos comemos a los niños o los maltratamos porque no se fían nada de nosotras; que digo yo, si no se fían ¿por qué los traen a la escuela?
¿No estarían mejor en su casa aprendiendo? Nadie les obliga, ya que la educación infantil es voluntaria. Además a algunas les viene genial "quitarse" a los niños y vivir libremente y tomarse un cafetito con las amigas y ver la telenovela (que lo he oído yo).

¿Me he pasado? no lo creo.

Ana dijo...

Había visto el cambio de "look" del blog y su nueva cabecera pero tengo que reconocer que no pensé en su significado. ¡Me encanta tu explicación! La verdad es que me veo identificadísima con ella. Sólo falta una cosa: yo cuando voy de excursión con los peques¡ me paso todo el tiempo contándolos para ver que no falte ninguno! ¡Soy una exagerada! Te está quedando chulísimo y muy personalizado. ¡Un besazo, guapísima!

Blanca dijo...

Ana, gracias, corazón.

Paqui dijo...

Blanca no te has pasado, que a mí en alguna ocasión me han dicho lo mismo las mías. Y cierto es que prefieren que estén con nosotras a pesar de que no se fien a que estén en casa dando guerra. Pero por suerte nosotras trabajamos con sus hijos/as y estos/as suelen querernos a pesar de lo que piensan sus madres/padres,... Un besazo enorme

Blanca dijo...

Sí, Paqui, la verdad es que todo lo hacemos por amor, amor a los niños, amor a su inocencia, amor a su afectividad, amor a sus ganas de aprender, en definitiva, amor al mundo de la infancia. La cuestión es si las madres/padres, el Ministerio y la sociedad se lo merece. A veces pienso que no.

Publicar un comentario en la entrada

Cuando dejas tu opinión me ayudas a mejorar el blog.
Muchas gracias por hacerlo.

Puede interesarte...
ir arriba