Amigos con los que comparto

1 mar 2021

6 juegos musicales

Aquí tenemos 6 juegos musicales con los que vamos a disfrutar y a aprender música a través de la audición y la expresión corporal.

ADIVINA, ADIVINA
Objetivos: Estimular la atención auditiva, conocer diferentes instrumentos, aprender a tocar los instrumentos, obteniendo el sonido deseado.
Participantes: a partir de 5 años.
Material: Un paracaídas, algunos instrumentos como claves, sonajeros, pandero (ya conocidos por los peques).
Desarrollo del juego: todos los niños-as excepto uno, se colocan en círculo y agarran la tela del paracaídas. Debajo de la tela, en el centro del círculo, se sitúa el niño o niña al que le toca por sorteo con los instrumentos (éstos siempre estarán debajo de la tela, en el medio del círculo). El juego consiste en que los alumnos que tienen la tela, deben tirar de la tela hacia arriba y bajarla al suelo rápidamente, para que se cree una burbuja de aire dentro. Una vez creada la burbuja, el niño-a de dentro toca uno de los instrumentos, los de afuera deben adivinar de qué instrumento se trata. El primero que acierte qué instrumento es, cambiará el sitio, pasando a ocupar el sitio de debajo de la tela, y el niño o niña de debajo de la tela, saldrá para agarrar el paracaídas.

LAS SERPIENTES
Objetivos: Trabajar el movimiento corporal, trabajar la atención auditiva.
Participantes: a partir de 3 años.
Material: Un equipo de música o un instrumento tocado por el adulto.
Desarrollo del juego: los peques se sitúan ocupando todo el espacio de la clase y se sientan en el suelo, pero sobre sus rodillas, colocando la cabeza sobre las piernas, deben simular un cesto. El adulto comienza a tocar el instrumento o pone la música y mientras ésta suena, los niños y niñas deben ir levantándose muy lentamente, simulando el movimiento de las serpiente, es como si fueran serpientes que salen de su cesto. En cuando el adulto deja de tocar, los peques rápidamente deben volver a la postura inicial, volviendo a moverse cuando se reanude la música.

CÍRCULOS DE MÚSICA
Objetivos: Formación rítmica, iniciación de la danza, distinción silencio – música, coordinación de movimientos y agudeza visual-auditiva.
Participantes: a partir de 3 años.
Material: Grabaciones de distintos tipos de música y aros de colores o, en su defecto, marcas redondeadas en el suelo.
Desarrollo del juego: en el suelo se extenderán los aros o en su defecto se harán marcas circulares con papel de colores. Hay un número menor de aros que de chavales.  Cada participante deberá introducirse en un aro cuando la música deje de sonar. Mientras que la música suena los niños-as deberán bailar por el espacio sin pisar los aros o marcas procurando llevar el ritmo de la música. El participante que no se introduzca en el aro cuando pare la música se eliminará, solo puede introducirse un niño-a por aro o marca.

EL CUERPO
Objetivos: lograr la independencia de los miembros del cuerpo, control del movimiento.
Participantes: a partir de 3 años.
Material: no requiere ningún material específico.
Desarrollo del juego: el adulto nombrará una parte del cuerpo y los participantes solo podrán mover esa parte. Todo el que haga un movimiento con otra parte del cuerpo, aunque sea pequeño, quedará eliminado.

PAREJAS
Objetivos: reconocer y conocer algunos instrumentos musicales.
Participantes: a partir de 3 años.
Material: tarjetas con fotos de instrumentos, 2 tarjetas para cada instrumento.
Desarrollo del juego: a cada niño o niña se le dan dos fichas. El juego consiste en conseguir reunir una pareja de instrumentos y para ello tendrá que pasar cada peque a su compañero de la derecha la carta que desee. Ganará el juego el que más parejas haya conseguido.

LA GRANJA
Objetivos: reproducir, identificar los sonidos y expresar con el cuerpo el comportamiento de algunos animales.
Participantes: a partir de 3 años.
Material: caretas de diferentes animales.
Desarrollo del juego: cada niño-a tomará una careta (perro, gato, pato,…). El adulto es el encargado de llevar las riendas e irá indicando el orden de actuación de los niños-as: primero el perro, luego el gato, y así sucesivamente. Cuando el adulto diga granja, todos los niños-as emitirán el sonido y el comportamiento del animal que representan, y cuando diga noche, todos los niños-as se tenderán en el suelo y no reproducirán ningún movimiento ni sonido. La granja y la noche se detienen cuando el adulto nombre a algún animal.

8 comentarios :

Rita dijo...

¡Qué bonitos! Me encantan ,Blanca. Se los voy a pasar a mi profe de violín , que también da clase a niños pequeños.
Un besito

Blanca B dijo...

Hay que darle marcha a todo lo que hacen los peques, un abrazo y que me alegro de que estés mejor, querida seño.

Sandra Luz Martorelli dijo...

Están geniales estos juegos!! Me gustó el nuevo uso del paracaídas, a los peques les va a encantar hacer estos juegos.
Muchas gracias Blanca!!
Buena semana.Besitos.

pitavola dijo...

que buenas propuestas! y que bien me vienen
Bsos guapa

Blanca B dijo...

Feliz semana, Sandra, y cuídate mucho.

Blanca B dijo...

Pues cuanto me alegro, de verdad, pita. bss

Unknown dijo...

Lo juegos están interesantes, padrísimos todos con los cuales se pueden trabajar diferentes objetivos.
gracias.

Blanca B dijo...

Así es. Gracias por tu comentario.

Publicar un comentario