Amigos con los que comparto

21 abr 2021

EXPERIMENTO: el caso del globo impinchable

Este es un experimento muy sencillo, con pocos materiales y de una magia muy poco conocida.

Cuando un globo inflado toca una superficie puntiaguda explota. El nuestro no va a explotar y además vamos a comprobar que se desinfla poco a poco.

Esto nos pasará porque el caucho se compone de largas cadenas de moléculas de carbono entre las cuales se incorporan enlaces de azufre. Al soplar para inflar el globo, estos enlaces de azufre actúan como resortes elásticos. Cuando la dilatación es demasiado fuerte, se rasgan. En un globo, un pinchazo de aguja es suficiente para provocar la rotura de estos enlaces de azufre y en un instante el globo explota.

En este experimento la cinta adhesiva evita que se forme una raja al pinchar con una aguja el globo.

Materiales:
Un globo
Cinta adhesiva transparente (celo)
Alfileres de cabeza gorda

Procedimiento:
Inflar el globo.
Pegar un trozo de cinta en el globo con cuidado de que no queden huecos.
Pinchar con los alfileres, de uno en uno, encima de la cinta adhesiva.

NOTA: si queremos ver cómo se desinfla poco a poco debemos quitar un alfiler. Es muy interesante que los peques comprueben que el aire sale poco a poco por el agujero. Se puede poner una vela encendida o cerilla para comprobar cómo sale el aire, o poner la mejilla, que les gusta mucho, para notarlo.


TODOS LOS EXPERIMENTOS LOS DEBEN HACER CON UN ADULTO Y MANTENIENDO LAS CORRESPONDIENTES MEDIDAS DE SEGURIDAD.

2 comentarios :

pitavola dijo...

ideal para entretenerlos en estos dias de lluvia, y asi de paso aprendemos todos
Bsos

Blanca B dijo...

No me digas que está lloviendo por allí? con el solazo que tenemos nosotros!!!! besos, pita.

Publicar un comentario