Amigos con los que comparto

19 jun. 2019

EXPERIMENTO: mezclamos colores con agua de rotulador

Ya hemos mezclado colores de muchas formas, pero esta vez lo vamos a hacer de una manera más directa, más visual, sin esperar tiempo (que siempre nos suele faltar cuando hacemos experimentos, así los peques ven el resultado de forma inmediata).

Esta experiencia si se hace encima de una luz, bombilla o papel blanco queda fantástica porque se distinguen mucho mejor los colores.

Materiales:
Tapas de plástico como las de las Pringles
Agua de rotulador (ver cómo se hace)
Cuentagotas o pipetas de plástico

Procedimiento:
Poner una pipeta distinta en cada frasco con agua de rotulador para no mezclar.
Distribuir todas las tapas de plástico por la mesa.
Ir echando agua de un sólo color en las tapas.
Añadir a cada tapa otro color con la pipeta.
Mover un poco con la mano para que se mezcle el agua.

NOTA: se pueden añadir dos colores o más en una misma tapa, depende de lo que queramos hacer con ella. Es muy interesante que los niños adivinen el color que va a salir antes de mezclarlos.

Si después queremos pintar con ellos no debemos moverlos (mezclarlos) mucho porque sale un color parecido en todas las tapas, como marrón sucio, así que es mejor añadir los colores y mojar directamente el pincel.



Os dejo algunos ejemplos de las mezclas.







TODOS LOS EXPERIMENTOS LOS DEBEN HACER CON UN ADULTO Y MANTENIENDO LAS CORRESPONDIENTES MEDIDAS DE SEGURIDAD.


2 comentarios :

Rita dijo...

Pues es una estupenda manera de enseñar a los niños la teoría del color. No hay mejor forma que experimentando.
Un besito, guapa

Blanca B dijo...

Y mejor si es de forma sencilla. un beso, seño.

Publicar un comentario