Amigos con los que comparto

21 jun. 2019

Una botella de la calma GALÁCTICA

Si estamos trabajando la galaxia, la astronomía o la noche podemos realizar esta botella de la calma que no necesita ni mucho arte, ni muchos elementos para confeccionarla.

Llenaremos una botella de plástico con aceite de bebés transparente, añadimos colorante de jabones o para aceites, brillantina y estrellas metálicas de adorno al gusto. Y ya hemos terminado. Ahora a pasar ratitos en plena relajación.

Es interesante cerrar la botella pegando la tapa con silicona caliente para que no se abra.

2 comentarios :

pitavola dijo...

se ve sencillo y con materiales fáciles de encontrar. Mañana me animo y lo hago
Bsos

Blanca B dijo...

Qué, pita, cómo te ha salido?

Publicar un comentario