Amigos con los que comparto

7 sept. 2019

CÓMO PODEMOS CALMAR LOS LLOROS LOS PRIMEROS DÍAS

Muchas profes me han preguntado qué hacer cuando los peques se ponen a llorar desconsoladamente los primeros días de clase.

La verdad es que como siempre he hecho periodo de adaptación no he tenido grandes problemas, pero sigue habiendo colegios en los que los niños van todos juntos el primer día de clase, y claro se forma la marimorena.

Es lógico que los niños lloren al dejarlos en el cole, sobre todo los de 2 y 3 años. Para ellos quedarse sin las personas de referencia y de seguridad crea una situación muy estresante y de miedo a lo desconocido. Creen que han sufrido un abandono y que no volverán a ver a esas personas "seguras" (para ellos el futuro no tiene sentido, no comprenden el "después" o el "luego").

Según la experiencia de las personas con las que he consultado estos son los consejos que os pueden ayudar:
  • Localizar al que más chilla o al primero que empezó. Los demás se contagian. Intentar calmarlo hablando suave y despacito a su altura. 
  • Coger un pañuelo de tela y limpiarle la carita diciendo que ese pañuelo se llevará todo el miedo que tiene. 
  • Decirle que nos vamos a quedar con ella o él hasta que el miedo se vaya. 
  • Darle un "elemento mágico" que quita el miedo y la angustia. Puede ser un juguete, una varita, un peluche pequeño... recalcando que es mágico. 
  • Si tenemos toallitas del culete secas le podemos dejar una porque su olor le resultará familiar y le recordará su casa y la seguridad que hay en ella. 
  • Ponerle una pulserita "quitamiedos" y "calmante" diciéndole que la pulsera le va a quitar todo el miedo. Puede ser un trocito de tela, de goma eva o hecha de lana o cinta. 
  • Darle un pañuelo de papel para que él o ella nos ayude a quitar los "últimos mocos" y "últimas lágrimas". 
  • Utilizar una marioneta con nombre propio que les reparta abrazos y besos, que cante algo muy sencillito para que lo aprendan enseguida y que les lleve algún regalito como tizas de colores, globos o un cuento para la clase.

Si a alguien se le ocurren más ideas...

Una idea fantástica de Sònia es llevar un pequeño terrario con caracoles. Se les cantan canciones y les ponen hojitas para que coman. Como son pequeños animalitos se pueden asustar de nosotros. Esto lo aprecian mucho los niños-as y todos los días van a observarlos y ver cómo se encuentran.




6 comentarios :

Anabel dijo...

Cuántas cositas que pueden ayudar. Buscaré mi objeto mágico para que se lleve mis miedos; los adultos también tenemos miedo!
Muchas gracias Blanca.
Buen finde.

Blanca B dijo...

PUes muchas veces sí, Anabel, sobre todo cuando hacemos cambios radicales en las metodologías y en el estilo de vida, verdad? besitos

pitavola dijo...

fantàstica idea la de la pulsera, mañana la aplico fijo
Bsos

Blanca B dijo...

Espero que te haya funcionado, pita. besos

SÒNIA B. dijo...

A mi me funciona llevar caracoles en un pequeño terrario. Les explico que tienen miedo porque son muy pequeños. Les cantamos canciones y les damos hojas. Cada dia abrimos la caja y vemos cómo estan...
Tambien utilizo una marioneta que al sonar una música especial trae algunaa sorpresas( globos, caramelos, cuentos...). Le dan besos, la abrazan...

Blanca B dijo...

ES una idea genial, Sònia. Me la guardo porque creo que al ver a seres más pequeñitos y más indefensos que ellos ponen todo de su parte para no ser un problema. Es una idea muy buena.

La de la marioneta también la he usado yo, pero hace muchos años, se me había olvidado ponerla, era nuestro PONTXO, jijiij.

Un abrazo y muchas gracias por tus sugerencias.

Publicar un comentario