Amigos con los que comparto

28 oct 2020

EXPERIMENTO: el caso de la uva con cristales

Vamos a crear cristales alrededor de un objeto, en este caso va a ser una uva.

Este experimento consiste en bajar la temperatura un líquido por debajo del punto de congelación. A este líquido se le denomina "superenfriado".

El estado del líquido es bastante inestable, por lo que cualquier impacto externo hace que se congele. Estos impactos externos dan como resultado la formación de núcleos de cristalización, cristales semilla (de hielo , en nuestro caso), que dan lugar a cristales más grandes, y el agua se congela con una rapidez asombrosa.

Materiales:
Agua
Uvas, fresas, cerezas con pedúnculo
Recipiente bajo
Congelador

Procedimiento:
Llenar el recipiente de agua.
Poner en el congelador durante unas 3 horas.
Congelar unas uvas, fresas o cerezas.
Sacar del congelador con cuidado.
Agarrar la uva por el pedúnculo.
Meter la uva en el agua superenfriada unos segundos y sacarla.

NOTA: cuidado, pues si dejamos la uva mucho tiempo se congelará todo el recipiente, ya que hace de semilla del hielo.

Siempre que trabajamos con hielo o con agua muy fría debemos tener mucho cuidado y hacer que los peques se pongan guantes, para evitar posibles quemaduras por frío, ya que su piel es más sensible que la nuestra.

TODOS LOS EXPERIMENTOS LOS DEBEN HACER CON UN ADULTO Y MANTENIENDO LAS CORRESPONDIENTES MEDIDAS DE SEGURIDAD.

2 comentarios :

Rita dijo...

¡Qué interesante!

Blanca B dijo...

y muy visual!!!! un abrazo, seño.

Publicar un comentario