Amigos con los que comparto

3 nov 2021

EXPERIMENTO: el caso de la pompa irrompible

Vamos a jugar con la tensión superficial que tienen los líquidos, pero añadiendo un elemento más divertido que es como mágico, pues las pompas de jabón que haremos rebotarán en nuestra ropa.

Esto se debe a la gran conexión que la glicerina y el jabón realizan impidiendo su rotura de forma fácil, pues la tensión es más fuerte de lo habitual.

Materiales:

Un vaso
Agua
Jabón para fregar
Glicerina
Una cuchara
Un pompero
Colorante alimenticio, opcional

Procedimiento:
Llenar el vaso hasta la mitad con agua.
Echar una cucharada de jabón y mover suavemente para no hacer espuma.
Echar una media cucharada de glicerina y mover sin hacer espuma.
Echar una gota de colorante y mover sin hacer espuma.
Dejar reposar un día.
Meter la varita del pompero y soplar suavemente para formar la pompa.
Hacer rebotar la pompa en la ropa o mano enguantada.
(Algunas pompas se rompen fácilmente, pero es normal).

NOTA: si los peques se ponen nerviosos porque quieren hacer las pompas ya... se pueden empezar a hacer a las 2 horas de hacer la mezcla, pero se romperán más que si la dejamos reposar un día.

TODOS LOS EXPERIMENTOS LOS DEBEN HACER CON UN ADULTO Y MANTENIENDO LAS CORRESPONDIENTES MEDIDAS DE SEGURIDAD.

4 comentarios :

Blanca Lafarga dijo...

Ahhh no sabía que tenía que reposar tanto!
Gracias mil

Blanca B dijo...

Pero lo puedes hacer sin tanto tiempo, si quieres. un beso, Blanca.

pitavola dijo...

mira este me lo voy a guardar para el verano, siempre es mejor hacer las pompas en la calle jaja
Bsos

Blanca B dijo...

Nosotras las hacemos a todas horas, es una diversión fabulosa. Un abrazo, pita.

Publicar un comentario