Amigos con los que comparto

24 jun. 2020

EXPERIMENTO: el caso del pájaro enjaulado

Este es uno de las experimentos más impactantes que se realizan para demostrar que el ojo "retiene" las imágenes décimas de segundo, por lo que al pasar la siguiente imagen todavía estamos viendo la primera, y esta se superpone, lo que lleva a una especie de "engaño".

Vamos a confeccionar uno de los juguetes ópticos más antiguos (año 1820) y precursor de la animación y del cine.

Su nombre real es taumatropo, pero resulta un poco difícil de aprender, así que los chavales le pueden llamar el pájaro enjaulado, porque este fue el primer ejemplo que surgió.

Materiales:
Cartulina
Tijeras
Pegamento de barra
Taladradora
Goma elástica

Procedimiento:
Imprimir los dibujos.
Cortar los dos círculos.
Pegar con pegamento de barra un círculo con otro, teniendo en cuenta que las imágenes tienen que estar invertidas, una mirando arriba y otra mirando abajo.
Taladrar los extremos.
Cortar la goma elástica por la mitad.
Anudar cada trozo de goma a uno de los taladros hechos.
Girar muy rápido.

NOTA: no olvidéis invertir los dibujos, es lo más importante. Los dibujos pueden ser inventados por los niños-as.

UN MONTÓN DE DIBUJOS PARA DESCARGAR AQUÍ.

Si lo queréis ver en vídeo pinchad en la imagen.

Este es el taumatropo clásico, pero también se puede hacer con un palito, como vemos aquí abajo. En este caso hay que girar el palito con las dos manos.



























TODOS LOS EXPERIMENTOS LOS DEBEN HACER CON UN ADULTO Y MANTENIENDO LAS CORRESPONDIENTES MEDIDAS DE SEGURIDAD.


4 comentarios :

Rita dijo...

¡Qué curioso!
Feliz día

Blanca B dijo...

Yo he hecho un montón de estos, jijij. Feliz día, seño.

pitavola dijo...

que divertido! van a flipar jaja
Bsos

Blanca B dijo...

De pequeños en casa hicimos un montón, se nos ocurrían cosas estupendas, jajaja. un beso, pita.

Publicar un comentario