Amigos con los que comparto

22 may. 2019

EXPERIMENTO: caminar sobre huevos

Parece magia.

Si preguntamos a los niños si es posible caminar por encima de los huevos sin que se rompan ¿qué dirán? Pues que es imposible.

Pues vamos a demostrar qué es lo que sucede, si tienen o no razón.

Este experimento nos servirá para demostrar la distribución de la presión sobre un cuerpo dependiendo de la superficie en contacto y para saber que la cáscara de los huevos no es tan frágil como pensamos.

La cáscara del huevo tiene una forma redondeada, como los arcos de las iglesias, así se distribuye el peso de forma más eficaz. Cuando la fuerza que se ejerce es uniforme como en este caso, la cáscara no cede, pero cuando hacemos la fuerza en un sólo sitio... se rompe (cuando rompemos el huevo para cocinarlo).

Materiales:
2 cartones de huevos

Procedimiento:
Colocar los cartones llenos de huevos en el suelo.
Hacer que pasen por encima, descalzos, los niños que quieran probar.
Deben ir despacio para que se distribuya bien el peso.

NOTA: si los niños caminan deprisa o de forma poco cuidadosa se romperán algunos huevos, pero éso también es divertido.

TODOS LOS EXPERIMENTOS LOS DEBEN HACER CON UN ADULTO Y MANTENIENDO LAS CORRESPONDIENTES MEDIDAS DE SEGURIDAD.

3 comentarios :

Rita dijo...

¡Qué interesante , Blanca! La verdad es que no lo había pensado, pero tiene razón.
Besitos

Blanca B dijo...

Es muy divertido 😁 . Un beso, seño

Unknown dijo...

Muuy muy divertido 😄🙌👍

Publicar un comentario