Amigos con los que comparto

17 abr. 2019

EXPERIMENTO: la cámara oscura

La cámara oscura es uno de los instrumentos ópticos más antiguos que conocemos.

Consiste en una caja con un agujero por dónde pasará la imagen y que veremos reflejada de forma invertida en una pantalla opuesta al agujerito.

Como no tiene ni espejos, ni lentes, se puede hacer de forma sencilla en casa o en el cole.

Materiales:
Caja de zapatos
Pintura negra
Aguja
Papel cebolla
Tijeras o cutter
Cinta aislante negra
Trapo negro (opcional)

Procedimiento:
Recortar un rectángulo en una de las caras estrechas de la caja de zapatos.
En el lado inverso, justo en el centro, hacer un agujero con la aguja.
Pintar toda la caja de negro en el interior.
Pegar un trozo de papel cebolla con cinta aislante por dentro de la caja para tapar el rectángulo que hemos hecho.
Apuntar el agujero hacia una imagen de algo que esté muy iluminado.
Ponernos enfrente del papel cebolla, miramos y veremos la imagen invertida.
Para ver mejor la imagen que saldrá proyectada en el papel cebolla nos podemos poner un trapo negro por encima que nos tape a nosotros y a la cámara.

NOTA: es interesante que el trapo negro sea grande. Hay que explicarles a los niños de antemano lo que van a ver, porque, a veces, no es tan fácil ver la imagen invertida.

Si lo queréis ver en vídeo pinchad en la imagen.

TODOS LOS EXPERIMENTOS LOS DEBEN HACER CON UN ADULTO Y MANTENIENDO LAS CORRESPONDIENTES MEDIDAS DE SEGURIDAD.

2 comentarios :

Rita dijo...

La verdad es que yo nunca lo he hecho, pero si que es interesante. Tomo nota. Gracias, guapa. Besitos.

Blanca B dijo...

pues yo hice una cámara en un tubo de pringles y les encantó, se lo quitaban de las manos en clase, jajajaj. un beso, seño.

Publicar un comentario